Jordi Yeste

A los 14 años. empecé a fumar. 40 años fumando, mas de 2 paquetes diarios. Dos infartos y era de los que decía que me iba a morir con un pitillo en la boca y me iba a llevar un cartón de tabaco a la tumba. Mi cardiólogo no paraba de advertirme el tabaco o la muerte. Y llegué a elegir la muerte si no había otra alternativa. Probé chicles, pastillas … Nada. un día por curiosidad probé un e-Cig un modelo sencillo , un Ce4 y desde la primera calada, supe que si era un alternativa efectiva.
Desde ese día no he vuelto a fumar. Dos años, ni una sola ansiedad, mi salud ha mejorado radicalmente y mi cardiologo me felicita por los resultados. No tiene „permitido“ aconsejar los cigarrillos electronicos por las autoridades Sanitarias, pero me dice : entre tu y yo.. el cigarrillo electrónico te ha salvado la vida.
Reprimirlo. restringirlo difamarlo es un acto de irresponsabilidad para con el Juramento Hipocrático y oculta oscuros intereses.